Salida Asturias 27, 28 y 29 de Septiembre de 2019




El viernes 27 de septiembre a las 16 horas parte el autobús con 19 personas, más el conductor (que también es socio del Club) camino de Asturias. Llegamos a Salas a las 21,45 horas para alojarnos en el que podemos considerar nuestro albergue de referencia: LA FIGAL DE XUGABOLOS donde nos reciben nuestros amigos Armando, Mara, Claudia y Óscar junto con nuestro asociado José Carlos Santano, su pareja y Pelayo, residentes en Asturias, que han decidido acompañarnos durante el fin de semana. Hacemos tiempo hasta las 23 h., momento en que llegan en su vehículo Enrique Hidalgo, su mujer y su hija procedentes de Guadalajara. Cenamos y a medianoche recibimos a Ramón y Ana que vienen desde Barcelona. Cansados, nos vamos a dormir después de un rato de sobremesa porque el día siguiente será duro.

SÁBADO 28 DE SEPTIEMBRE. EL CORNÓN
Con un poco de retraso salimos en autobús, desde La Figal, 23 montañeros con Armando como guía camino del Puerto de Somiedo. En carretera recogemos a Lorenzo y dos compañeras asturianas que caminarán con nosotros y también unos bollos preñados típicos, obsequio de Armando y Mara.
Son las 10,30 h. cuando partimos desde el Puerto, a 1485 m. de altitud, en dirección oeste camino del Cornón. El día no puede ser más agradable: completamente despejado y buena temperatura nos acompañarán toda la jornada por este verde y espectacular territorio cuyo dominio se disputan Asturias y Castilla y León.
Cruzamos praderas y campas donde pacen apacibles los rebaños de vacas custodiados por hermosos mastines que están acostumbrados a la presencia de los montañeros pues nos siguen durante cortos trechos esperando que les obsequiemos con alguna vianda.
Próximos a la base del pico se quedan descansando cinco andarinas impresionadas por las últimas pendientes que conducen a la cima. Hacia las 14,30 horas alcanzamos la cumbre del Cornón, a 2188 m. de altitud, 23 montañeros tras el duro esfuerzo de un último repecho zigzagueante.
Admiramos las vistas que se divisan en dirección a los cuatro puntos cardinales. Al norte, las bajas sierras de donde partimos en autobús preceden a la costa, apenas apreciable entre una fina capa de nubes. Por el este se dibujan vagamente en la lejanía las agujas de Picos de Europa y delante de ellas otras montañas espectaculares: El Fontán, las Ubiñas y Peña Orniz prolongan la cumbre de El Robezo, cuya cima coronamos en 2018 y a cuyos pies nace el Sil, que, más al sur, se embalsa en Villablino, y las tierras de Babia que dan paso a León. Hacia el oeste, el macizo de Rañadoiro y más al sur los Ancares.
Regresamos por el mismo camino hasta el puerto donde llegamos poco antes de las siete de la tarde. En uno de sus bares nos reponemos a base de sidra mientras llega el total de montañeros para volver de nuevo a la Figal de Xugabolos.

DOMINGO 29 DE SEPTIEMBRE: EL COURIO
Madrugamos poco y después del desayuno nos dirigimos en autobús hasta Menes, a 287 m. de altitud. A las 10,30 h. iniciamos la ruta del día. Caminamos todo el grupo con Armando a la cabeza hasta el pueblecito de Leiguarda donde se quedan seis de los integrantes mientras los demás subimos por una empinada pista camino de nuestro objetivo. Tras dos horas de caminata, hacemos cumbre en el Courio, un pico de 1019 m., desafiando a un fortísimo viento que hace difícil mantener el equilibrio. Su situación estratégica nos permite contemplar unas extraordinarias vistas de buena parte de Asturias. Nos hacemos la foto de rigor junto a las antenas de la cima y enseguida descendemos de nuevo hasta Leiguarda donde llegamos a las 14,15 h. Allí nos recoge el bus que nos lleva de vuelta al albergue. Comemos un excelente potaje asturiano con todas sus bendiciones que nos ha preparado Mara y, después de despedirnos, cada grupo emprende el retorno a su lugar de origen, satisfechos y felices por el fin de semana que hemos disfrutado.
Constatamos de nuevo que La Figal de Xugabolos es nuestra casa en Asturias y volveremos el próximo año.

Antonino González Canalejo